viernes, 24 de noviembre de 2006

La Medición del Mundo


La Medición del Mundo. Daniel Kehlmann

Culto y ameno. Ambas definirían perfectamente esta obra. El autor desglosa, sin excesos, la vida de dos grandes figuras de la ciencia europea del SXiX, Humboldt y Gauss. Pero no es una suerte de biografía de ambos ya que lo que consigue el autor es transmitir sus personalidades por encima de sus hechos científicos, sin descuidar estos, por supuesto. Así, la amenidad de la obra está en cómo el autor expone la forma de pensar de ambos, cómo se enfrentaban al mundo, en definitiva, “cómo pensaban”.

Antes he mencionado “sin excesos”; el libro, sin ser grande ni pequeño se lee de cuatro sentadas (eso me duró a mí). Esa facilidad de lectura no le quita un ápice de calidad; el libro es lo suficientemente exigente como para merecer las positivas críticas que ha recibido pero también para poder convertirse en un éxito de ventas, que es lo que ha pasado en Alemania, favorecido, eso sí, por el premio Adenauer recibido (no creo que en España llegara a tanto pero estoy seguro que seré el típico libro que funcione muy bien en el boca-oreja)

Personalmente, me quedo con la historia de Humboldt en el continente americano. El libro, tras una especie de introducción marcada por el que iba a ser primer encuentro entre los dos personajes, ya en sus años maduros, salta alternativamente de la vida pasada de uno a otro para concluir narrando cómo deambularon sus respectivas historias después de aquel encuentro (quizás la parte menos atractiva del libro).

Creo que el autor alcanza su mejor nivel con el joven Humboldt y con el viejo Gauss (en este caso, apoyado por la inclusión de un par de capítulos en torno a su hijo con los que creo se quiere realzar todavía más la personalidad del viejo Gauss). No son tan plenas, a mi juicio, los retratos del viejo Humboldt (da la sensación de ir demasiado rápido) ni del joven Gauss (no queda centrado totalmente)

En definitiva, culto y ameno, inteligente y entretenido, sin llegar a apasionante. Puede ser un buen regalo para los amantes de la lectura que busquen más allá de los best seller. Personalmente me lo he pasado bastante bien, no decae en ningún momento (aunque la parte final baje el interés, como ya he dicho), no se pervierte la historia que se cuenta tratando de dulcificar a los protagonistas (son como son, y a partir de ahí cada uno le admire por los motivos que sean). Perfectamente recomendable, sobre todo para amantes de la lectura científica.

PeterLorre ( = barbapapá )



Reseña de la editorial ( http://www.maeva.es/libro-183-La_medicion_del_mundo.htm )

Daniel Kehlmann nos ofrece una historia llena de fina ironía centrada en dos personajes extraordinarios: Alexander von Humboldt, naturista, viajero y aventurero empedernido de inagotable curiosidad, y Carl Friedrich Gauss, matemático y astrónomo. Se reencuentran en Berlín en 1828, ya mayores, y se ponen a evocar sus años de juventud en los que se dedicaron a la descomunal empresa de medir el mundo.

En los tiempos en los que Humboldt recorrió nuestro planeta, gran parte de la tierra quedaba todavía por explorar, lo cual, unido a su carácter intrépido y temerario, lo llevó a protagonizar las más descabelladas aventuras: navegar por el Orinoco, explorar selvas vírgenes, probar venenos, escalar volcanes o medirse con monstruos marinos y con caníbales no menos aterradores.

Carl Friedrich Gauss, al que se conoció como el «príncipe de las matemáticas», no se queda corto en términos de excentricidad: brillante matemático, Gauss es también un apasionado de las mujeres, un auténtico galán que, eso sí, es capaz de abandonar el lecho conyugal en plena noche nupcial para anotar una fórmula matemática.

En lugar de ensalzar a estos personajes históricos, el autor nos los muestra en todas sus facetas: con sus grandezas, pero también con sus errores, sus pequeñas manías y sus debilidades, y consigue de este modo una perspectiva humana inédita de estos dos grandes nombres de la historia.



1 comentario:

Alex W. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.